Pozole de cuentos, narcos, entrevistas y mitotes

Pozole de cuentos, narcos, entrevistas y mitotes

«La Grilla en Rosa» de Fabio  (versión con desorden de ideas)

Mientras el hashtag #NarcoPresidente sigue su alegre y jacarandosa marcha en las antes benditas redes sociales, la marcha de la realidad de este país no se detiene pese a los intentos del mesías de meterle reversa.

Así, como dijo el caricaturista italiano Altan en la historieta que muestra su versión de Cristobal Colón -y ustedes dispensen el dichito, pero los italianos suelen ser bastante sueltitos de la boca-: «La verdad es como la mierda: siempre sale a flote». Y así es, amiguitos: por más que el mesías hiciera transas por medio de terceros para según él no dejar rastros, fue su circo mañanero y su propio actuar el que terminó por desvelar lo que es evidente desde que llegó: que tiene y mantiene pactos con los narcos que con sus mañas y dinero le ayudaron a llegar a la silla a cambio de regalarles el país.

Por si no hubiera tenido suficiente con las revelaciones casi simultáneas de ProPublica, Anabel Hernández e InSight Crime, que desde que salieron le colgaron el hashtag ya referido (que lo tiene con un ojo como traserito de pitufo), esta semana el capo dirigente de «Los Ardillos» salió a decir en persona y con todas sus letras que Los Zetas, ese cartel de narcos brutales, que estrenaron maneras infames de matar a sus víctimas, le dieron lana al muerto de hambre AMLO en las campañas de 2006 y subsecuentes, que el capo conocido como el Z40 ordenó a los suyos hacer campaña pro Peje y que ello se debía a que le pagaron dinero a cambio de la promesa de «darnos el país» en cuanto gane.

Basta ver el comportamiento, deferencia y respeto hacia los narcos que a diario tiene el mesías para darse cuenta que ese pacto infame lo está cumpliendo a pie juntillas.

El hashtag #NarcoPresidente es la etiqueta que, por fin, sacó de balance y despostilló al traidor al país que con tal de cumplir un capricho se le hincó a los narcos. Y pensar que su títere lo único que tiene por ofrecer es la continuidad de todo lo que su manejador hace. No, gracias. Otro sexenio así ya no lo soporta este país.

TOVARICH MOLÉCULA

Aquellos que sí se toman la molestia de leer e informarse saben quién es un tal Lord Molécula, un pseudoperiodista que con sus amanerados modos hace preguntas sembradas en el show de Palacio (a 20 mil varos cada una, según reveló una psudoperiodista ardida porque no la dejaban entrar al jueguito de corrupción) para que el mesías haga sus pirotecnias verbales queriendo apantallar a la chinaca popular.

El trato a ese y a otros pseudoperiodistas sacados de las cloacas por el vocero presidencial Jesús Ramírez Cuevas difiere mucho al que da el diosecito a los medios tradicionales y periodistas críticos, sometidos a un baño de insultos, mentiras y difamaciones de parte del oficialismo.

A los periodistas nacionales no les ha dado ninguna entrevista uno a uno. Pero, ¿qué creen? Que ya concedió una exclusiva… a la Lord Molécula rusa, una tal Inna Afinogenova, una feroz propagandista del dictador Vladimir Putin. Eso sí, muy bonita y potable, pero vil aliada del asesino ex agente de la KGB a fin de cuentas.

Reto al mesías a que aguante un uno a uno con Carlos Loret, el periodista que se ha convertido en el herpes de su corrupción, o con cualquier otro, crítico e independiente, sin que los ojos le queden como los de Tachidito.

PASEOS DE TRABAJO A ACAPULCO

Se ve que atender una emergencia por desastre natural es re’ fácil: hacerte guaje con la información y las advertencias a la población; hacerte guaje durante el huracán; seguir haciéndote guaje después del huracán; montar un show en el que se te ve haciéndote guaje mientras «vas» a Acapulco por carreteras bloqueadas; hacerte guaje con la ayuda humanitaria; hacerte guaje con el número real de muertos y damnificados; hacerte guaje con la emergencia sanitaria; hacerte guaje con el narco que roba a los pocos que quieren recomenzar su vida, y hacerte guaje con visitas al puerto en las que no vas con la población y no sales de una base naval.

Es re’ fácil. Basta con hacerse guaje.

LA SEÑO X Y SU TUNDA A UN CHAYOTERO

Esta semana, un pseudoperiodista que fue serio y creíble mientras estuvo en la revista «Proceso», Álvaro Delgado, fue a la Mañaneta de la Seño X a querer embarrarla del mote de vendepatrias por las reuniones que la hidalguense tuvo en diferentes lugares el extranjero.

Tras intentar compararla con la delegación de conservadores mexicanos que fueron a buscar a Maximiliano en el siglo 19 -para que vean qué pinche modernidad de argumentos usó-, la Seño X, sonriente ella, le respondió que ella no haría lo que hace el patriota de Palacio: invitar a las delegaciones de las dictaduras de Venezuela y de Rusia a desfilar en nuestro Día de la Independencia, o ir a ofrecerle el ñudo al presidente de Estados Unidos a cambio de nada, como hicieron el peje y Marxelo Ebrard con la migración de ilegales, que se quedaron todos en México sin ayuda alguna de parte de Trump.

La Seño X se extendió en su respuesta, pero con lo anterior dejó a Alvarín buscando sus muelas del juicio en el fondo de su colon, que fue a donde se las mandó la hidalguense.

Sigue participando, chayotero.

DUDAS BRASERAS

Ya por último: ¿qué diablos tienen los mexicas que viven en el gabacho, en dónde se informan o qué leen como fuente de información, que piensan que el narcopresidente es un buen presidente? ¿Neta? Ya son varios que me salen con esa batea de babas. Se ha de sentir mucho el beneficio de tener un narcopresidente en las jornadas de 15 horas en los campos, las cocinas o la construcción que se avientan en Estados Unidos.

Twitter: twitter.com/Fabiocarton

Facebook: facebook.com/LaGrillaEnRosa

Síguenos en:
Facebook/NoticiasEnSintesis
Twitter@NsintesisMich