Yo, sólo yo

«La Grilla en Rosa» de Fabio

Entre el catálogo de cosas despreciables que tiene y es el mesías está su egocentrismo, el creerse la razón por la que la Tierra gira y el sol calienta. Eso le hace creer que cada cosa que hace es correcta y que es la víctima universal de todo y de todos.

Dio una muestra de lo miserable que es este miércoles (en redes lo llamaron más duro, directo y correcto) en su circo tempranero. Cada que se refiere a Acapulco lo hace para ensalzarse, y en ese renglón de nuevo alcanzó un nuevo punto bajo, al decir con todas sus letras que la desgracia de Acapulco no hizo que bajara su popularidad.

El par de criadores de hijos vividores que llamaba padres debieron meterlo aunque sea de reina gay en el Carnaval de Veracruz para satisfacer esas ganas de ser el más popular de todos. Ese impulso de tener siempre la aceptación de todos enmarca en su cuadro clínico de muchas enfermedades psiquiátricas que luce con el mismo garbo con el que porta uniformes militares cuatro tallas más grandes.

Mientras, en Acapulco se cansaron de pedir que acudiera a ayudarlos, pues ya se sabe que la chinaca popular no está a la altura de su vida si no le sirven para ser voto útil, y por ello alegremente se desentiende de ellos pues ya dejó claro que el único damnificado que le interesó siempre es su índice de aprobación.

En el infierno deberán inventar un nuevo círculo a los descritos por Dante en su Divina Comedia, dedicado exclusivamente a la secta y a su lidercito, cuyo único amor es él mismo.

ENCUESTAS PINOCHO

Ya se sabe que la títere Sheinbaum no entusiasma a nadie si no es por interés o dinero de por medio. Los interesados en que les den una partecita de la corrupción morenista han empezado a pagar encuestas con resultados ridiculísimos, por decirlo de manera que no implique palabrotas.

Así, hay ejercicios demoscópicos balines que, de plano, le dan el ¡100 por ciento! de ventaja sobre la Seño X. Otros, andan por el 80, 90 y por porcentajes menos amplios pero igual de imposibles de creer. Tan jaladas son las mentadas encuestas, que a pulso se han ganado el desprestigio que tienen como fuente de datos falsos, y nadie que tenga el salario mínimo de reciocinio las cree, por corruptas y por ser pura prostitución de datos, pues se sabe que la encuesta es de quien la trabaja a fuerza de pagar por ella.

Acá en la vida real, la ventaja de la títere se ha reducido mucho respecto a los números con los que empezó la Seño X. Y seguirán cayendo por cositas tan simpáticas como la que sigue.

Mientras la Seño X empezó su precampaña en Coyuca de Benítez, Sheinbaum, haciendo gala de esa nula independencia de criterio que tanto le agradece su manejador, dijo que ella no irá a Acapulco. ¿Miedito? No vaya a ser que le reclamen la nula empatía, ayuda, apoyo y solidaridad de la secta y su líder, que sólo han visto a los damnificados con cara de votos esclavos de Morena al condicionarles la entrega de ayudas humanitarias.

NACARANDA CON EL TICHER

Este miércoles, la razón de la invención de los juanitos políticos -no los otros-, la ñora con cara de fina administradora de burdel de quinta, Clara Brugada, demostró su naquería contra Joaquín López-Dóriga, a quien como buena barriobajera casi agarra a cachetadas por hacer su trabajo, cuestionarla por «ganar» la candidatura a puro dedazo disfrazado de encuesta con paridad de género.

Nacaranda se esponjó y antepuso el ahora sobado recurso de la «violencia política de género» por esa pregunta; al parecer, en la posverdad morenarca actual, decirle sus netas a una corrupta ya cuenta como eso, justamente.

A López-Dóriga se ve que no le faltaron ganas de meterle estopa en la boca a la muy ordinaria preferida del mesías, candidata segura a perder la Ciudad de México incluso si la oposición propusiera a un perro muerto. Profesional como es, tuvo que atemperarse antes de llamar a Nacasia para que se llevara a su compañera.

Único punto a favor de la ñora que si fuera tela sería jerga: al menos acudió a dejarse entrevistar con alguien ajeno a la Pejepress.

Twitter: twitter.com/Fabiocarton

Facebook: facebook.com/LaGrillaEnRosa

Síguenos en:
Facebook/NoticiasEnSintesis
Twitter@NsintesisMich

Ver más opiniones de nuestros columnistas