Vagones del Metro: viejos, desgastados y peligrosos

  • De acuerdo con datos del Metro, solo las líneas 1, 2 y 7 operan con trenes neumáticos fabricados después del año 2000, mientras el resto de líneas posee modelos de 1968 a 1992

Infobae

Según las cifras oficiales del Metro, cuenta con un parque vehicular de 394 trenes, de los cuales, 331 son de rodadura neumática, y son de este tipo los que se han visto afectados por diversos incidentes en los últimos dos años, incluídos dos choques, uno en Tacubaya y otro en Potrero.

Según el sindicato del Metro, “existe un total de 98 trenes detenidos por diversas razones, siendo la principal la falta de refacciones que impacta en gran manera a los talleres de revisión general y de rehabilitación de los trenes”.

De acuerdo con un reporte del Sindicato de Trabajadores del Metro de la CDMX, recogido por Milenio, a 189 trenes “es imperativo ejecutar mantenimiento mayor, conforme el Manual, mismos que continúan incrementando día a día su kilometraje, donde una avería de gran alcance es inminente e impredecible, debido al sobredesgaste de componentes y elementos de seguridad, reduciendo la vida útil del tren y exponiendo la seguridad del usuario, los técnicos de mantenimiento, el material rodante y las instalaciones fijas”.

Por ejemplo, en la Línea 8, que corre de Garibaldi a Constitución de 1987, los trenes acumulan un millón 345 mil kilómetros, sin que se hayan efectuado dos de las inspecciones obligatorias por cada medio millón de kilómetros.

En la Línea A, donde los trenes son de rodadura férrea, por ejemplo, suman dos millones 74 mil kilómetros, “lo que significa que se han omitido cuatro revisiones generales”.

El periodista Ciro Gómez Leyva presentó un reportaje al interior de los talleres de mantenimiento en Zaragoza, donde los trabajadores demostraron que la falta de refacciones lleva al Metro a “canibalizar” los trenes y vagones viejos, de modo que con deshechos se intenta reparar los que aún ofrecen servicios a los millones de usuarios.

Mientras las autoridades del gobierno de la CDMX niegan un abandono en el mantenimiento de la red del Metro y aseguran que el Sistema de Transporte Colectivo ha recibido suficiente presupuesto para su operación, los trabajadores del sindicato han denunciado la falta de herramienta y refacciones adecuadas para mantener en buen estado los trenes en servicio.

Fernando Espino, líder sindical, expuso desde 2022 al Congreso la necesidad de asignar una partida presupuestal especial para mantenimiento y reparación de decenas de trenes abandonados, muchos de los cuales terminaron siendo fuente de refacciones (usadas) para el parque vehicular distribuido en las distintas líneas.

-Fabrican culpable del choque de la Línea 7

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México informó este viernes 27 de enero que el choque entre dos trenes del sábado 7 en la Línea 3 se derivó de un daño intencional al sistema de cables en la interestación entre Potrero y La Raza, además de la negligencia del conductor, quien ya fue detenido y acusado de homicidio doloso.

El vocero de la FGJ-CDMX, Ulises Lara aseguró que el accidente entre el tren 23 y el 24, que dejó una mujer muerta y más de cien personas heridas, fue consecuencia de dos factores, sin embargo, reveló que desde el viernes 6 de enero personal del Metro reportó daños en el sistema eléctrico entre las dos estaciones y que las reparaciones tomarían varios turnos, pero aún así no se suspendió el servicio.

El funcionario capitalino expuso que un día antes del incidente los trabajadores del Metro “detectaron un enorme daño material, causado por la quema deliberada de cables en uno de los registros ubicados en la zona oriente de la estación Potrero”, pero la decisión fue la de operar en modo seguridad, es decir, reducir la velocidad en ese tramo.

“La quema y corte doloso de cables ubicados en dos registros de conexión que tiene cableado eléctrico, de comunicaciones, señalización y pilotaje automático en la estación Potrero, en los costados oriente y poniente. Segundo: la conducción negligente del tren 24 que no respetó las medidas de conducción en modo de seguridad, que significan no rebasar los 35 kilómetros por hora, lo que asegura que ante cualquier eventualidad el conductor pueda responder y evitar accidentes”, dijo el vocero.

Síguenos en:
Facebook/NoticiasEnSintesis
Twitter@NsintesisMich