Columnas

Traicionando a los patrones y las tropas del Putin

«La Grilla en Rosa» de Fabio  (versión que no entrega capos hijos del que pagó la campaña eterna)

Este día 15 de Septiembre, cuando todo mundo estaba preparando panza e hígado para ponerse hasta el patriótico greñero con el pretexto del inicio -que no la conclusión- de la Independencia, nos enteramos que el hijo de su Chapo fue enviado, por fin, a Estados Unidos, a donde la DEA exigió desde su primera detención que fuera inmediata.

Ya se sabe que al mesías prefiere proteger a los narcos que a la población, y por eso, primero, ordenó detener el operativo contra el hijo de su Chapo y lo liberó. Claro que es delito grave hacer eso, pero ya ven que el mesías tiene asquito a obedecer las leyes. En la segunda detención en enero de este año, es sabido que ordenó retrasar con toda clase de argucias la entrega del hijo de su patrón a la DEA, al que esta vez ya no pudo liberar.

Pero el papel de nana cuidadora del narco del mesías ya hartó a los gabachos, de modo que le subieron a las presiones para entregar de una buena vez al productor de fentanilo, esa droga que mata muchos gringos, que son buenos para meterse cuanta cochinada sea susceptible para drogarse y luego de echan la culpa al mundo de sus vicios. Al Iluminado ya no le quedó de otra que entregar el segundo Guzmán al mero enemigo, al país al que le falta al respeto a cada rato, pero ante el que se dobla a la velocidad luz.

A ver si ahora AMLO va tan seguido a Badiraguato, o le van a mandar algunos mensajeros del cártel a que les dé explicaciones el por qué anda desbaratando a la pobrecita familia de su patrón.

Siendo ya dos los narcos de la misma familia, creo que no les va a parecer mala idea dejar de tener tratos con el mesías, y dejarle claro a balazos que les prometió impunidad a cambio de millonadas, e impunidad van a querer y seguir manteniéndola.

O a los Chapos les dé por el canto y de una vez desvelen sus tratos y pagos al Rey del Cash. Si yo fuera un Peje que ha pedido dinero hasta al Diablo con tal de estar en eterna campaña y comprar votos a cambio de quedarse con el país, como los narcos del Chapo, no tendría la sonrisita idiota de las misas de siete.

Por cierto, ¿han notado que mientras están libres, activos y asesinando gente por balazos o por enviciamiento, los capos andan muy felices de la vida, pero una vez que los agarran resultan ser costales de enfermedades? El pobrecito Ovidio dijo que padece ansiedad y depresión y fue operado del estómago. Su papito también resultó con toda clase de muy supuestas enfermedades y dice que no le gusta su encierro, como el Ratón Vaquero. ¡Ay, cuánto sufrimiento!

Otros teorizan que con la devolución de la categoría 1 de seguridad aérea fue la moneda de cambio por la extradición de tan memorable malviviente. A’i escoja usted la teoría de la conspiración que mejor le parezca.

LOS HIJOS DE PUTIN ENSUCIARON EL DESFILE

Convertido en un festejo particular del bebé geriátrico, al que invita o no al ahora privatizado Palacio Nacional a personas en base a sus caprichitos de resentido, las Fiestas Patrias fueron manchadas ah0ra no por un dictador que vino a dar el discurso principal de nuestro festejo nacional. Esta vez, el berrichitos trajo a una representación del ejército ruso al desfile de Independencia.

El mesías se ha hecho guaje (me encantaría poner aquí todo lo que me nace decir del autócrata, pero me corren) con las violaciones de todas las leyes y de la soberanía de Ucrania, y antes al contrario, ha criticado al presidente y a la nación víctima y nunca ha condenado al criminal Vladimir Putin, cuya guerrita idiota para reconstruir la Rusia antes de la caída del muro ha causado inflación en todo el mundo y más de medio millón de muertos.

No fueron las únicas manchas de caca en el desfile, pues desfilaron contingentes de Venezuela, Cuba y Nicaragua, el top de las dictaduras latinoamericanas, por las que el mesías, que quiere ser dictador, tiene una debilidad casi anémica.

La embajadora ucraniana en el país reclamó de inmediato la estupidez de AMLO, quien contestó con su característico cinismo que se «hizo mucho escándalo» por la presencia rusa.

Si al infame tabasqueño le han valido madre los más de 800 mil muertos por su culpa en la pandemia, los 165 mil del crimen organizado, las decenas de miles de enfermos que han caído por falta de tratamientos y medicinas, con más razón le importan poco los más de quinientos mil de muertos de la invasión a Ucrania.

Twitter: twitter.com/Fabiocarton

Facebook: facebook.com/LaGrillaEnRosa

Síguenos en:
Facebook/NoticiasEnSintesis
Twitter@NsintesisMich

Ver más opiniones de nuestros columnistas

Mostrar más
Botón volver arriba