SOS: el agua está en riesgo

que-hacer-ante-la-sequia-en-mexico

«La Grilla en Rosa» de Fabio  (versión alarmada por el agua)

Dejemos de lado las ocurrencias, estupideces, insultos y el circo diario del mesías y hablemos de lo que urge: el agua se acaba.

Los mexicanos tenemos una programación muy graciosa que nos hace pensar que todo lo que tenemos a la mano y para siempre, razón por la cual el abuso y desperdicio del agua es la constante. Como resultado, acuíferos, humedales, lagos, lagunas y manantiales han sido lo mismo sobre explotados, secados o contaminados por la simpática raza de bronce.

Pero sucede que el agua no es eterna y, por ejemplo, en México Tenochtitlán ya se dieron alarmante color de eso, pues el sistema Cutzamala está reseco y sin agua para surtir a los que dicen habitar la capital de lo que queda del país. Claro que eso no le apura los desgobiernos del partido morenarco, pues lo que urge es comprar votos, no hacer obras hidráulicas suficientes para almacenar y tratar el agua para su reciclaje.

Tampoco vale que el año pasado y gracias al fenómeno de «El Niño» -que ha de ser un niño del mesías por lo destructivo- hizo que lloviera poco y los mantos freáticos no se rellenaran como Santa Apapucia manda. ¿Ustedes creen que eso hizo mella en el ánimo o en la consciencia de los mexicanos para actuar en consecuencia y cuidar lo que llegó? Claro que no, si esto no es Dinamarca.

Cuidar las obras hidráulicas, que no se ven porque van debajo de las calles, no deja votos. Por eso se prefiere gastar en gorras, matracas, tortas y frutsis para regalar a cuanto bruto se deje con tal de obtener su preferencia electoral para que siga la alegre destrucción y secuestro del país por parte de la dupla Morena-Narco.

Esos enormes recursos se desperdician en tonterías en vez de hacer lo que los siempre avanzados y visionarios japoneses hacen: construir enormes depósitos subterráneos para almacenar el agua de lluvia, misma que ya debidamente limpiada es útil para que a la población nipona no le falte agua al menos para echarse un baño vaquero. Pensar en hacer eso en este país desataría una cadena de corruptelas tipo Andrés y Gonzalo López Beltrán para que la obra sea malhecha pero muy redituable para los amigos del que les dio el contrato.

Peor que la crisis de agua es que los consentidos del sexenio (los narcos, no los hijos de su padre de Palacio) ya vieron que pueden, también, incluir el abasto de agua entre las actividades con las que pueden explotar a la población mientras el mesías les pide que los obliguen a votar por el partido morenarco. Ya hay reportes de pozos y pipas que los narcos controlan y por las que piden precios excesivos. Pero eso no se oye en la Carpa Tesorería de Palacio Nacional.

Por todo lo anterior, les hago el canijo hincapié en el cuidado del agua, pues de seguir la tendencia va a ser el recurso más valioso en un futuro que ya nos respira en la nuca.

De modo que ya saben: cuídenla mucho. No la chiflen, que es cantada.

Twitter: twitter.com/Fabiocarton

Facebook: facebook.com/LaGrillaEnRosa

Síguenos en:
Facebook/NoticiasEnSintesis
Twitter@NsintesisMich