La incapacidad de asombro y la nota roja

La incapacidad de asombro y la nota roja

«La Grilla en Rosa» de Fabio  (versión que sigue asombrándose de lo inútil del mesías)

Esta primera parte de la columneja me la inspiró mi hijo mayor, a quien después de que le platiqué qué transa en Taxco tras el asesinato de Camila y los posteriores linchamientos de la culpable del secuestro y asesinato de la niña y de dos de sus hijos, a quienes dejaron como Cristos de la edad media, me preguntó extrañado: ¿Y por qué nadie dice o hace nada, ya nadie se espanta?

Desgraciadamente, no. Los mexicanos ya hicimos concha después de que, desde 2007 para acá, estamos bajo una tormenta de crímenes de toda clase por parte de los proactivos señores del narco y sus imitadores, como la ahora muerta secuestradora de Camila.

No puede uno apenas sorprenderse un poco con un crimen sangrientísimo porque, apenas unos minutos después, viene otro aún peor, y con mayor cuantía de muertos. Y otro, y una masacre, y secuestros múltiples, y ejecuciones a la vista de todos, o el tiradero de cuerpos descuartizados en una plaza, cometidos lo mismo por matones de los cárteles que por mexicanos que ya se volvieron tan sanguinarios como ellos, a fuerza de tanta violencia normalizada que tiene como banda sonora la naquísima musiquita de banda y sus himnos a los verdugos del país.

Ah, pero la eterna víctima y causante de este tsunami de sangre, el mesías dictador, se quejó apenas ayer de que nunca como antes se había visto tanta nota roja destacada por los medios. Disculpen el francés diplomático que voy a usar, pero este pendejo es quien causó, con su chiqueo a quienes le pagaron las campañas, que la violencia sea más y peor que en los sexenios anteriores. La cuenta de muertos ya debe andar por los 184 mil y la cifra se engorda diario porque los narcos son completamente impunes gracias a él, que no los toca ni con el pétalo de una orden de aprehensión.

Que se queje -hasta de eso, viejo chillón- de que hay demasiada nota roja y que el muy estúpido cree que los medios la magnifican, o como suele decir, que la usan como publicidad contra su desgobierno es, para decirlo como el notable escritor novohispano nacido en Taxco, Juan Ruiz de Alarcón, una verdadera mamada.

La imagen de México es de un país sin ley con un payaso que se la pasa por los juanitos diario, a la vista de todos y burlándose de los mexicanos no fanatizados con su sonrisita chueca. ¿Se piensa que las masacres no se van a saber en el mundo globalizado?, ¿que las acciones de los narcos se hacen a escondiditas?, ¿que las masacres de jóvenes, en las que los mismos narcos se encargan de difundir los videos de cómo las perpetraron, no son de interés mundial?

Eso es lo que pasa por haber elegido 30 millones de tontos a un tipo que se cree que no hay nada interesante o digno de aprenderse más allá de Macuspana.

Le quedan seis meses a la pesadilla pejista, y ya se dieron color en el cuartel general del narcopresidente que la insensible y tan sin chiste Claudia Sheinbaum no prende, no crece y no gana simpatías porque la vieja no llega ni a salario mínimo en empatía ni simpatía. Y menos repitiendo palabra por palabra las mismas mensadas que llevamos tres sexenios oyendo de parte de su creador. Y como Sheinbaum es continuidad de la narcoimpunidad, mejor ni votar por la monigota que renunció a ser científica, si acaso lo fue, para ser una cotorra repetidora.

La nota roja es de quien la trabaja, y la asociación narcos-AMLO tienen toda la propiedad desde 2018 para acá. No debe dejar de asombrarnos eso y hay que actuar en consecuencia sacándolo de Palacio Nacional. Pedir verlo en una celda es un sueño guajiro, pero se vale soñar.

DE TODO, COMO EN BOTICA

Van los ahora muy prácticos renglones torcidos de Dios:

-Asesinaron a la candidata de Morena en Celaya: Ya asentado un poco el polvo del asesinato, resulta ser que ella fue priísta de hueso colorado y, por eso amores súbitos que se dan en tiempos de chapulineo, se fue a la secta en donde no la querían porque la consideraban una imposición. Búsquenle por ahí, en vez de culpar al gobernador de Guanajuato.

-Mario Demente a Movimiento Ciudadano: En un país lleno de políticos vergonzosos, el tal Mario Demente (que algunos insisten el llamar María Clemente y decirle que es mujer) ya anda más o menos a la altura del Ñoronas en cuanto a papelones, naquerías y ordinariez. Prostituto de profesión -él mismo lo dice-, no tengo ni perra idea de cómo alguien que no llega ni a kinder trunco se coló a diputado federal de la secta, donde sólo ha servido para protagonizar pleitos de burdel y para ponerse muy bravo contra mujeres de a devis. Pues bien, como al jotito no le dieron gusto en sus dizque iniciativas, o sea, que le sigamos el juego a él y su pandilla de que son mujeres y que por ello tienen más derechos que ellas, ya se salió de la Iglesia de los Pejes de los Últimos Billetes y se fue a Movimiento Ciudadano. Hay que felicitar a PeDante Delgado por saber cómo reforzarse con el reciclamiento de la peor basura morenista. Vientos, campeón, que te aproveche la perra del Peje -Mario Demente dixit-.

-Protegiendo a la «Niña Consentida»: El único mandril que camina parado de manos y habla por el trasero, Layda Sansores, corrió a los policías que protestaron contra ella y su inepta buchona metida a secretaria de seguridad publica de Campeche, una tal Marcela Muñoz, por haber mandado a policías desarmadas a un motín de un penal de hombres, en donde lo menos que les hicieron fue toquetearlas y casi violarlas. Pero en el mundo al revés del costal de silicona los que están mal son los policías, los despidió y amenazó con correr a más. Tanta defensa por la belleza artificial de la Marce da a pensar que la Sansores trae todo el botox derrapando por ella, del modo pornográfico que Usted está pensando, mientras la cuestionada ñora que juega a la policía iguala su desempeño, sus resultados y su uso de calzones cuando trae ropa blanca: no existen.