«La alberca de los nadies», un brutal espejo de la migración

Fabio Mendoza

Tequila, Jalisco.- «La alberca de los nadies» es un brutal reflejo de la violencia sobre los migrantes que ejercen los cárteles de la droga mexicanos que deja sin palabras a la audiencia al presentar con crudeza una jornada del funcionamiento de la trata de personas que realiza la delincuencia organizada.

La trama es lineal, y sigue el bautizo de fuego de un migrante secuestrado a quien obligan a ser parte de un cártel y a obedecer las más deshumanizadas órdenes del capo y sus subalternos, y en ese mismo día una migrante embarazada es también arrastrada a la vorágine de violencia, de trata de personas y de asesinatos a sangre fría que se cometen contra migrantes mexicanos y extranjeros, retratado todo ello de una forma brutal, asfixiante y sin duda aleccionadora sobre el drama que pasan los desplazados.

La película, protagonizada por la guatemalteca María Mercedes Coroy, fue presentada en el cierre de las actividades del Festival Internacional de Cine de Tequila, donde, además, se llevó los premios a mejor película, mejor director y mejor fotografía. Ya ha cosechado varios triunfos en los festivales donde ha sido presentada, y respecto a ella es que habló el director regiomontano José Luis Solís tras su proyección en el FICTEQ:

NSintesis.- Después de ver la película, ¿podrías decir qué te motivó a hacer una cinta como esta?

José Luis Solís.- Me impresionó mucho lo que sucedió en San Fernando, Tamaulipas, en agosto de 2010 (la masacre de más de 70 migrantes por parte de sicarios de Los Zetas), y luego me fui adentrando al investigar la historia oficial, la cual es completamente absurda, hasta distintas aproximaciones: ¿por qué los habían dejado al aire libre, por qué en ese momento había esta situación de ultimar a estos seres humanos? Y mientras me adentraba más en la historia más me aterraba la realidad, y finalmente, cuando pude escribir el guión me di cuenta que soy una persona privilegiada. Si por alguna cuestión llegaran a secuestrarme, sea por mi pelo, mi ropa, mi tipo de piel, significa que puedo responder económicamente para recuperar mi libertad, y me di cuenta que los migrantes no tienen nada de eso; son completamente inermes. Entonces, era un tema de solidaridad, de ver lo que yo puedo hacer. Yo no soy alpinista, yo no soy político; yo cuento historias. Y finalmente llegué a un dilema que para mí era el más importante: ¿cuántas normas éticas y morales estaría dispuesto a romper yo para salvar a mi familia? Fue ahí que empecé a escribir el guión, centrado en los personajes principales y cuántos dilemas éticos y morales están dispuestos a romper para vivir, y de ahí nace «La alberca de los nadies».

NSintesis.- ¿Te imaginaste que al final iba a resultar una película tan dura, un golpe de realidad para las audiencias?

José Luis Solís.- Desde un principio esa fue la idea, por eso está fotografiada de esa manera, por eso está escrita de esa manera; la actuación la queríamos la más natural posible, alejada de todo tipo de cuestiones extradramáticas; queríamos en determinado momento (que todo fuera) hiperrealista. Y también decidimos no tener nada de violencia a cuadro porque no nos importaba eso. Nosotros queríamos el conflicto psicológico, moral y ético, y la violencia hacia la mente y hacia la personalidad, que es la más fuerte que te lleva a actos para poder sobrevivir.

NSintesis.- El génesis de los personajes, primero Alex y luego «la panzona», como la llaman en la película, ¿lo basaste en personas reales?

José Luis Solís.- La película se la escribí a ellos, a Danny Bautista y a María Mercedes Coroy, que es guatemalteca, y los primeros tratamientos de la película estaban más centrados en ellos. Luego Coral Aguirre, una colega escritora de Monterrey, leyó una versión y ella me recomendó que hiciera un balance entre ellos dos, y cuando me dijo del balance inmediatamente pensé en María Mercedes. Ya la había visto en «Ixcanul», ya la había visto en «La Llorona», y escribí nuevas versiones pensando exclusivamente en ella, hasta llegar a la que tú pudiste ver, en la que está el balance más concentrado en él y conforme avanza la película el balance se concentra en ella.

NSintesis.- ¿Cómo le ha ido a la película en festivales y con las audiencias?

José Luis Solís.- Nos ha ido muy bien, afortunadamente. Nuestro estreno en México fue en el Festival de Cine de Mérida, María Mercedes ganó como mejor actriz, y en ese mismo mes estrenamos internacionalmente en Roma, en Fabrique Du Cinéma Awards, que es una revista especializada en cine, y ganamos mejor película, internacional… ganamos en Barcelona, acabamos de ganar en Caracas mejor película, mejor actriz y mejor actor; en fin, nos está yendo bien, estamos ganando, los festivales de cine latino que hay en Estados Unidos son muy importantes para la película; ya estuvimos en el Houston Film Festival, vamos a estar en Philadelphia, y todavía nos queda mucha corrida en festivales.

Después de esta entrevista se supo que la película ganó en el Festival internacional de Cine de Tequila.

Nsintesis.- ¿Y su distribución comercial, para cuándo?

José Luis Solís.- Para 2024. Queremos todo este año tener corrida de festivales, y ahorita llevamos veinte selecciones y ocho premios (que esa noche subieron a once con los ganados en el FICTEQ).

NSintesis.- Finalmente, José Luis, a pesar de que la cinta se basa en un hecho de 2010, con todos los sucesos recientes que se dan contra los migrantes, no ha perdido ni un gramo de vigencia.

José Luis Solís.-  Tú lo dijiste. Qué triste. Y eso para mí es dicotómico, es contrastante porque por un lado dices: «Híjole, esto le va a servir a la película», y a la vez dices: «Qué pinche que le sirva a la película», que esto siga sucediendo, como lo que acaba de pasar en San Luis, en Zacatecas. Es terrible.

Síguenos en:
Facebook/NoticiasEnSintesis
Twitter@NsintesisMich