Columnas

En búsqueda de paridad en las gubernaturas

Yurisha Andrade Morales*

El miércoles de la semana pasada, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por votación mayoritaria de 3 votos contra dos, convalidó el acuerdo emitido por el Instituto Nacional Electoral por el cual se establece que para las nueve gubernaturas que se renovarán el próximo año, los partidos políticos y las coaliciones deberán postular, al menos, cinco candidaturas de mujeres y 4 de hombres, lo cual constituye una sentencia histórica que favorece la lucha de las mujeres en la búsqueda de la paridad en las gubernaturas, más si consideramos que en la actualidad solo 9 de las 32 están ocupadas por mujeres y que en 18 entidades federativas nunca ha habido una mujer gobernadora.

Hace dos semanas me referí, de manera tangencial, al acuerdo del INE, pero dada su relevancia, en esta ocasión lo abordaré con mayor detalle, considerando la versión final, luego de su ratificación en sede jurisdiccional. En efecto, algunas de las reglas previstas en dicho instrumento determinan que, para garantizar la paridad sustantiva, previo a la emisión de convocatorias para sus procesos internos, los partidos definirán, en qué entidades postularán candidaturas de mujeres y de hombres garantizando que ninguno de los géneros sea postulado exclusivamente en entidades donde tengan pocas posibilidades de ganar, debiendo definir los criterios de competitividad con los que garantizarán la paridad sustantiva.

De igual forma, “los procesos de selección de candidaturas deberán establecer reglas claras que exijan la publicidad oportuna de todos los actos que integren las etapas del proceso y su debida notificación a quienes aspiran a obtener una candidatura”, lo cual deberá ser informado por escrito al INE por los partidos, al menos un día antes del inicio del periodo de precampañas de cada entidad federativa; ello, en el caso de CDMX, Jalisco y Yucatán ya ocurrió, dado que sus precampañas iniciaron el 5 de noviembre; mientras que la de Tabasco iniciará el 15 de este mes, las de Guanajuato y Morelos comenzarán el 25 también de este mes; la de Puebla en plena navidad el 25 de diciembre; la de Veracruz el 2 de enero del próximo año; y la de Chiapas hasta el 22 de enero de 2024.

Tanto el INE como el Tribunal han coincidido en que la puesta en marcha de la reforma constitucional de 2019, conocida como de la paridad en todo, aún continúa, que no se ha concluido, siendo también relevante para el INE que de las nueve entidades en las que se renovará la gubernatura solo en la Ciudad de México fue electa una mujer en los últimos comicios, dicho de otra manera, de las nueve hay ocho varones electos como gobernadores y solo una mujer.

Otro argumento de la autoridad administrativa consiste en que, la población de las nueve entidades con proceso electoral para elegir la gubernatura o Jefatura de Gobierno, según datos del INEGI, es de 50 millones 609 mil 730 personas, siendo que la CDMX es la única entidad que tiene electa mujer (Claudia Sheinbaum, ahora con licencia) con una población de 9 millones 209 mil 944 personas, lo que representa el 18.2% del total, mientras que las otras ocho entidades suman los 41 millones 399 mil 786 personas restantes, es decir, el 81.8%.

La definición del criterio establecido por el INE y ratificado por el Tribunal se dio en medio de una enorme polémica, dado que diversos partidos consideraron que la decisión vulneraba su vida interna y su facultad de autodeterminación. El hecho es que, posterior a la reforma constitucional de 2019, los congresos de las entidades federativas debieron emitir reglas básicas para garantizar la paridad sustantiva, lo cual, de las nueve entidades, solo ocurrió en Yucatán.

En mi opinión, se trata de una decisión trascendente en la búsqueda de la paridad en todo, en este caso, en la ocupación de las gubernaturas. Será necesario que los partidos apoyen la determinación y definan con claridad sus criterios de competitividad para definir en dónde postularán mujeres; es tiempo de menos discusión pública y de mayor acción para no dejar en letra muerta el mandato de nuestra Constitución; pero de las mujeres candidatas, dependerán sus posibilidades de triunfo para demostrar, con base en sus méritos, experiencia y capacidades, que las mujeres no accedemos a los cargos públicos solo por cuotas, sino que podemos ejercer cualquier responsabilidad con profesionalismo, eficacia y honradez.

*Magistrada Presidenta del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán

@YurishaAndrade

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba