Cajas chinas, hijos de papi y conferencias

Cajas chinas, hijos de papi y conferencias

«La Grilla en Rosa» de Fabio (versión que no es caja china)

Cómo estará el asunto de la megacorrupción de los hijos del mesías que tuvo que sacar, de nuevo, un distractor -bastante chafa- como la muerte de Luis Donaldo Colosio para querer desviar la atención de la caliente trama de transas de sus inútiles nenes.

Desde que ya quieren liberar a Mario Aburto porque, ay, pobrecito, nomás le voló la mitad de la cabeza al sonorense, y pues ya ven que uno sufre mucho por eso. Sí, el que sufre es el asesino, no la gente a la que dejó viuda y huérfanos, ni el desmadre que causó al país. Con ese humanismo, la vieja guanga de la CNDH ya había hecho intentos de distraer a la perrada, y ahora lo vuelven a sacar.

Lo chistoso es que ahora quieren embarrar en la trama a ¡Genaro García Luna!, que para el tiempo del magnicidio anda haciendo sus primeras transas en el CISEN, sin poder alguno ni vela en el entierro del priísta. No cabe duda que Morena, su FGR y Alejandro Gertz Manero son una caja de inventar babosadas que no resisten el menor análisis lógico.

Según Carlos Loret y el periodista Claudio Ochoa, hay más, pero mucho más material que le va a causar hemorroides al mesías, pues todo implica a sus rateritos buenos para nada. En la columna de Ochoa, la finaliza crípticamente diciendo que hay materiales que «desestabilizarían» al país, y por eso no conviene que se revelen. ¿Neta? Pregunto: ¿parece que México sea un país estable, con un corrupto mesiánico que lo ha arruinado en todo y busca por todos los modos ser dictador, mientras los narcos ganan más y más terreno?

Menos misterio y más acción: urge frenar ya las pretensiones del mesías de eternizarse y de protegerse el rabo y el de todos los suyos con argucias legales y títeres a modo para no sufrir las consecuencias de sus acciones criminales, que prácticamente son cada cosa que hace a diario. Si ha de caer, que caiga ya. Lo que se vaya a pelar, que se vaya remojando, dice el dicho.

LAS CONFERENCIAS DE LA SEÑO X

Como bien dice el colega caricaturista Sergio Iracheta: las conferencias de la Seño X están bien raras. No dice mentiras, no le echa la culpa al pasado, no culpa ni a Calderón ni a García Luna de la inseguridad, dice datos verdaderos, no tiene periodistas paleros preguntándole cosas cómodas, no paga difusión, no le falta el respeto ni insulta a la clase media ni a los ciudadanos que no estén de acuerdo con ella, no pone apodos ni agrede periodistas…

Que siga así y va a continuar creciendo. En redes se llevó de calle al «Venga la Mentira» de Palacio Nacional. En encuestas serias, no las que paga el papiro humano oficialista, la brecha se va cerrando, y mientras la Seño X ha crecido, la consentida del profesor ha perdido preferencias. ¡Sopas, perico! Eso explica el caso Colosio como distractor.

DEJA VÚ RAMOS

Lo único que cambia cada que viene Jorge Ramos a cuestionar en su cara y con sus números al mesías hocicón son los números de muertos del sexenio que abraza a los narcos y delincuentes, que aumentan geométricamente. De hecho, mientras Jorge Ramos cuestiona al inepto, los muertos se acumulan en tiempo real.

De ahí en más, Jorge cuestiona y el mesías se atraganta, no sabe qué hacer, dice estupideces y trata de defender lo indefendible con mentiras que lo exhiben más.

En el nuevo round protagonizado este lunes, el Primer Mentiroso de la Nación nos salió, ante los datos de cientos de miles de muertos por la no estrategia de consentir a los cárteles (esos que le pagaron la campaña, como reveló en Deustche Welle la columna de Anabel Hernández), que la principal causa de muerte en México son los infartos (esos mismos infartos que tanta falta le hacen a él).

Volvió a quedar en ridículo, y Ramos de nuevo lo vuelve a exhibir. No importa cuándo leas esto.

Twitter: twitter.com/Fabiocarton

Facebook: facebook.com/LaGrillaEnRosa

Síguenos en:
Facebook/NoticiasEnSintesis
Twitter@NsintesisMich