Principal

Apagones, apagados y la inseguridad

«La Grilla en Rosa» de Fabio  (versión que no ha sufrido apagones, hasta ahora)

186 MIL PEJEMUERTOS

Son ya 186 mil, y contando a diario, los muertos del mesías. Sí, esos que dice que no existen, que son la muestra de su exitosa idea de chiquear narcos (previo pago, como lo demostró Anabel Hernández con las generosas mordidas de los cárteles al infame macuspano), esa ‘estrategia’ que dice que es tan exitosísima.

El otro día, uno de tantos en el océano de dislates que declara, lo justificó diciendo que la mayoría de los cadavereados son de las mismas mafias, porque se matan entre ellos. Y es la primera vez que iría la verdad sobre algo: así es, muchos de esos muertos son de los mismos criminales. Pero hay miles que no, que son daños directos de la asociación AMLO-narcos.

A esos miles, a las madres que los buscan, el inhumanista los tira de a Lucas. Ni los veo ni los oigo, remix Salinas 2024 de Mesías DJ. Si quieren encontrarlos, resulta ser que les impiden trabajar en campo tanto los delincuentes como AMLO y, desde el cómodo escritorio de la SEGOB, la mocosita greñas de Górgona que no sabe nada desaparece de los expedientes a los desaparecidos. Voilá: ya no hay desaparecidos, por tanto, somos la neta en seguridad. Yupi, yupi.

Todavía faltan varios meses de pesadilla pejista, y los muertos no hacen más que aumentar. La gente, los votantes -incluso los muertos de hambre que venden su voto al partido oficial por una bolsa llena de promesas- demandan seguridad y dejar de salir con el Jesús en la boca por no saber si van a tener una simpática cita con los socios del Iluminado y por ello no regresen con su familia.

Tan exacto como las leyes de la física es el hecho de que en el lugar en el que el partido Morenarco mete sus garras, inmediatamente se dispara el crimen y los narcos hacen de las suyas con total impunidad. Por eso resulta difícil entender que los mexicas sigan apoyando a la secta. Acapulco, antes de «Otis» y peor ahora, es un claro ejemplo de cómo el narco se apropia de los seres y estares de negocios y personas con tal de seguir extorsionando dinero. Increíblemente, hay quienes volverían a votar por el desgobierno que los abandonó ante el huracán y ante los cárteles. Eso ya es estupidez nivel doctorado.

La candicalca, tan original ella, ya dijo que no le va a mover nada a los «abrazos, no balazos». Es decir: va a seguir la impunidad criminal y la matadera. La Seño X luego se nos pierde a la hora de proponer qué hará para recuperar la seguridad que el mesías regaló. Que va a ser firme, sin llegar a la fuerza. O sea, ¿cómo? ¿Cree que los narcos van a dejar que les quiten lo que ya infectaron a lo largo de este sexenio, con una sonrisita en la cara, con pastel y cafecito? La reacción va a ser feroz, eso se puede decir desde ahora mismo, y ella deberá fajarse con toda la fuerza legal del estado contra el gobierno paralelo de la delincuencia. Eso, o se lo reclamaremos en el poder.

Todo este proceso de recuperar la seguridad pasa por entambar al causante del caos. Sólo hay uno: el mesías. María Elena Pérez-Jaén, diputada federal especialista en traer cortitos a los opacos corruptos, ya se trazó como misión que ese juicio se lleve a cabo. Así debe de ser, Pruebas hay de sobra.

Mientras, sigamos viendo cómo engorda la cuenta de los muertos del inhumanista.

APAGONES

Los patriotas del kilowatt ya puede estar orgullosos: gracias a su defensa de las tecnologías de tiempos de María Canica en plena transición a las energía limpias, declararon este martes como oficialmente abierta la temporada de apagones en todo el país por falta de suministro energético suficiente.

En este punto, llamo a toda la mascotiza del mundo a dar gracias porque su ídolo frenó, atacó y confiscó instalaciones a las compañías que iban a generar más electricidad; que les compró luego plantas basura y que sigue creyendo que el petróleo es el motor de la energía actual.

Porra especial merece el Bartlettosario, ideólogo y palero de esta regresión que ya nos hermana con Cuba, Venezuela y Nicaragua.

EL INGENIERITO CÁRDENAS

Seguramente creyendo que era la gran nota, este miércoles «El Universal», en los ratos que se acuerda que es palero del régimen, publicó una entrevista con el decadente hijo de su Tata, Cuauhtémoc Cárdenas, y extrajeron como gran declaración que votará por la candicalca porque urge cambiar a Pemex.

¿Sí sabrá que su hijo Frankestein es adorador del inmovilismo de su palabra? Si el idiota dijo que a billetazos se enderezaría Pemex, a billetazos la va a querer componer la títere. ¿Que el anciano Cárdenas quiere a su elefante marino Lázaro Cárdenas Batel en la dirección de Pemex? Sí, por eso vale la pena comer estiércol con el cobarde que lo atacó.

Los Cárdenas, ya lo dije antes, se creen que por ser hijos de Tata Lázaro, quien tampoco le sabía nada al negocio energético, por ósmosis traen programados los comandos para rescatar a la petrolera más endeudada del mundo, única que pierde dinero en vez de generar ganancias.

¿Saben qué? Que el mesías siga atacando y hablando mal de Cárdenas mientras su botijón y cobarde hijo no dice ni pío ante la infamia. Se lo merecen por pusilánimes y corruptos.

Mostrar más
Botón volver arriba