Columnas

A robar, a robar, que el sexenio se va a acabar

«La Grilla en Rosa» de Fabio  (versión que no se deja robar)

Si es una campaña para desincentivar el voto por el partido morenarco, les está saliendo muy bien. Eso no quita que el presidente más muerto de hambre que siempre quiere hartarse de dinero ajeno, para tirarlo al caño y para clavárselo, sea un ratero que pretende dejar sin dinero de pensiones a millones de personas productivas.

Ya de salida con la cauda de casi seis años de pesadilla, con todos los balances del sexenio en negativo, con una narcocandidata que es tan atractiva como sentarse en nopales, con la pus de la corrupción escurriendo por cada lado del desgobierno del mesías que se siente más importante y heróico que Juárez, Hidalgo, Tata Lázaro, Chabelo y Pepito juntos y separados, sale la secta a querer hacer realidad un deseo de Mr. Ocurrencias: el de robar en despoblado el dinero de las Afores porque ya se acabaron todo lo demás.

Tabasco merecería que lo regalemos a la Mara Salvatrucha por haber escupido al mundo a Chico Ché, a Laura León y al mesías. El daño que ha causado es inmenso, incuantificable, pero no falta quién hace números: el periodista Pablo Hiriart calculó el daño patrimonial que ha causado al país y sus habitantes el enano acomplejado de Palacio: «El hecho es que en el sexenio del presidente López Obrador el país dejó de crecer al ritmo de los cinco presidentes anteriores, lo que implicó la pérdida de 2 billones 520 mil millones de pesos».

Y ahí no para la masacre de índices de crecimiento que mal que bien tenía el país:

«Aparte de lo que se perdió por la falta de crecimiento (2 billones 520 mil millones de pesos) hay que sumar lo que se despilfarró en sobrecostos de los elefantes blancos, caprichos personales e inercias estatistas. Y lo que se tiró en Pemex.

«En Pemex, al final del sexenio, se habrán tirado cerca de 2 billones de pesos en transferencias directas y beneficios fiscales.

«Sí: 2,000,000,000,000.00 de pesos de los contribuyentes tirados en una empresa que ahora produce entre 12 y 18 por ciento menos petróleo que en 2018.

«El Tren Maya, que aún no está concluido, ha tenido un sobrecosto igual a tres veces lo presupuestado, por lo que habrá costado, con cifras actualizadas a 2024, la cantidad de 515 mil 762 millones de pesos.

«Sí: 515,762,000,000.00 de pesos de los contribuyentes, tirados en la selva maya en un proyecto que no es ni será rentable.

«La refinería en Dos Bocas, donde hay menos gasolina que en las tuberías de agua potable de la Ciudad de México, ha implicado tirar en un pantano alrededor de 324 mil millones de pesos (dejándola en 18 mil millones de dólares, aunque va a terminar costando entre 20 y 22 mil millones de dólares).

«Sí: 324,000,000,000.00 de pesos de los contribuyentes por hacer una obra a la carrera, con sobrecostos, sin puerto donde sacar el coque y destrucción del medio ambiente.

«No hay que olvidar el dato de que Pemex Transformación Industrial (PTI) pierde, en este sexenio, la cifra récord de 35.60 dólares por barril refinado.

«La destrucción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, avanzado en 33 por ciento, costó alrededor de 235 mil millones de pesos. Hay quienes calculan por encima de los 300 mil millones de pesos».

A eso habría que sumar los costos en vidas, empresas quebradas, desaceleración económica y enormes gastos derivados de haber tirado la economía al -8 por ciento del PIB por el manejo politiquero criminal del covid y por cancelar el NAICM. ¿Cuándo va a pagar el garnachero todo el dinero y las vidas que le ha costado al país?

Ah, no: el nene cree que merece más y por eso quiere ROBAR -ese es el término- las pensiones para comprar el pase al maximato con la candicalca. Pero ya se ve desde ahora que la Suprema Tremenda Corte de nuevo le va a parar sus machos con esto, aunque quieran meter al bote tanto a Norma Piña como a la Seño X para asegurar un pase terso a la dictadura de la ineptitud.

Les decía que, si es campaña, les está saliendo muy bien: si hubo alguien que todavía sentía alguna simpatía por el panzón de Palacio, este robo que pretende ya les hizo abrir los ojos.

A mí me hace detestar aún más al mesías y su secta de corruptos. Aunque estoy en pausa con las caricaturas, le hice cartones desde que andaba con su vandalismo tropical en los pozos de Tabasco y de ahí para acá; yo sí intuía que clase de piojo iba a ser en el poder.

A’i luego le seguimos con todo lo demás que pasa en esta especie de país. Dejen voy a que se me pase el coraje.

 

Mostrar más
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba